Sexo por dinero, algo más común de lo que piensas

Sexo por dinero, algo más común de lo que piensas

En la actualidad existen cada vez más mujeres dispuestas a cambiar sexo por dinero, se trata de las damas de compañía, mejor conocidas como escorts, las cuales llevan una vida normal, pero prestan un servicio de compañía, ya sea por medio de una agencia de acompañantes o de forma independiente.

Son diversas las razones por las que el número de mujeres que prestan un servicio de escort va incrementando con el transcurrir del tiempo, entre ellas:

    • La facilidad del trabajo.
    • La seguridad y discreción al prestar el servicio.
    • Estabilidad financiera.
    • Costear gastos indispensables por medio del sexo.

Sexo por dinero, algo más común de lo que piensas

Sexo por dineroo

La vida cada día se vuelve más costosa y optar por un empleo que garantice seguridad, estabilidad y tiempo para estudiar, se convierte en una hazaña cada vez más complicada.

Muchas de las mujeres que deciden iniciarse en el mundo de las escorts son estudiantes que necesitan costear sus gastos, pero con un empleo que no implique invertir demasiado tiempo, a ello se suma el hecho de que, el numero de clientes que están dispuestos a pagar por sexo aumenta progresivamente, dando oportunidad a que esta actividad se expanda con mayor rapidez.

Servicio de escorts, una forma elegante de intercambiar sexo por dinero

Contratar una escort

Las mujeres que deciden prestar servicios como acompañantes, lo hacen en plena facultad de sus sentidos, presentando una serie de requisitos ante la agencia para la cual desean trabajar.

Al trabajar para una agencia, pueden disfrutar de la seguridad y discreción que ésta le brinda, tanto al cliente como a la dama, evitando de esta forma, una incomoda exposición ante la sociedad como una mujer que intercambia sexo por dinero.

La intención de este tipo de servicio, es que la dama pueda llevar una vida normal, pero con el tiempo adecuado para brindar satisfacción sexual a aquellos clientes que así lo soliciten.

Algunas mujeres prefieren prestar sus servicios como acompañantes de forma independiente, sin embargo, este modalidad de trabajo puede generar algunos riesgos, al no contar con el respaldo de una agencia.

Contratar un servicio de escort

Gracias a los avances tecnológicos, contratar un servicio de escort es un proceso bastante sencillo, agradable y seguro, solo se deben tomar en cuenta lo siguiente:

1. Contactar a una agencia respetable

Damas de compañía

Las mujeres profesionales y preparadas para brindar un servicio adecuado, satisfactorio y agradable a sus clientes, pertenecen a agencias con un alto grado de reputación. Por lo tanto, al momento de solicitar este tipo de servicios, es importante escoger una prestigiosa agencia que garantice la confidencialidad y al seguridad de los participantes.

2. Seleccionar a la dama preferida

Servicio de escort

Las agencias cuentan con un catalogo que muestra la información necesaria de las modelos disponibles, de esta forma el cliente puede hacer una elección rápida y que se amolde a sus exigencias. El catalogo de escorts, muestra la siguiente información:

  • Nombre real o profesional de la acompañante.
  • Nacionalidad.
  • Edad.
  • Medidas.
  • Tono de piel.
  • Color de ojos y cabello.
  • Nivel de experiencia.

3. Acordar el punto de encuentro

Las mejores acompañantes

Otro aspecto importante al momento de solicitar un servicio de escort, es el punto de encuentro, el cual puede ser en apartamentos, moteles u hoteles. Se debe acordar además, la fecha y la hora del encuentro, así como el tipo de servicio que se desea obtener, esto se debe a que algunas actividades pueden generar gastos extras.

La forma de pago, también debe ser mencionada al momento de la solicitud de una dama de compañía. Las agencias de acompañantes ofrecen un servicio garantizado, en donde el cliente puede sentirse con la libertad de solicitar dicho servicio las veces que desee.

Deja un comentario

Cerrar menú
×